¿Cómo hacer frente a los sentimientos de los niños?

COMO HACER FRENTE A LOS SENTIMIENTOS

Existe una relación directa entre aquello que siente un niño y su comportamiento. Cuando un niño se siente bien, se comporta bien. Hasta aquí ¿Nada nuevo verdad? Supongo que lo habréis oído miles de veces. Por lo tanto, la pregunta sería ¿Cómo conseguir este bienestar emocional?

Para ello, los padres tienen un papel muy relevante y la respuesta es muy sencilla: ACEPTAR SUS SENTIMIENTOS.

Cuantas veces habremos escuchado decir:

  • “Eso que dices, no lo sientes de verdad”
  • “Sólo lo dices porque estás cansado”
  • “No hace falta enfadarse tanto”

La negación profunda de sus sentimientos puede confundir y enfadar al niño. También le enseña a NO SABER QUE SIENTE y a no confiar en sí mismo.

Cuando se aceptan los sentimientos, y se escucha a la persona, dando la oportunidad de hablar más profundamente de aquello que le molesta, la persona en seguida se siente menos enfadada, menos confundida y más capaz de hacer frente a sus propios sentimientos.

Para aceptar los sentimientos podemos….

  1. Escuchar con mucha atención:

Es más fácil explicar los problemas a unos padres que te escuchan con interés. A veces no hace falta decir nada, un silencio solidario puede ser la única cosa que el niño necesite.

2. Ponerle nombre a los sentimientos:

Cuando pretendemos que un niño se aleje de un mal sentimiento, parece que estos aumenten. Cuando se aceptan los sentimientos, y los niños escuchan las palabras que definen aquello que está experimentando, el niño recibe un gran consuelo.

dar nombre a los sentimientos

3. Reconocer los sentimientos en vez de preguntar y aconsejar:

Para un niño es difícil pensar claramente y de manera constructiva cuando alguien le interroga, le hace reproches o recomendaciones. Se puede obtener una gran ayuda con expresiones como “¡Vaya!”, “¿Ah, sí?”, “Ya veo”. Estas expresiones, unidas a una actitud propicia, son invitaciones para que los niños exploren sus propias ideas y sensaciones y quizás llegue a encontrar una solución.

reconocer con la palabra

4. En vez de dar explicaciones y lógica, concederle sus deseos en la fantasía:

deseo en la fantasía

¿Os atrevéis a poner en práctica estos consejos? Os aseguro que notaréis los cambios y se favorecerá un clima de mayor confianza y felicidad.

Fuente: Faber A, Mazlish E. (2007). Cómo hablar para que sus hijos le escuchen y cómo escuchar para que sus hijos le hablen. Barcelona: Medici

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s