¡Qué día tan malo!

Mis galletas favoritas se han acabado, se han reído de mí en el colegio y de camino a casa se ha puesto a llover…

Aquí tenemos un claro ejemplo de un día cualquiera que se ha convertido en un desastre. Pero… ¿Por qué?

Os voy a contar un secreto… un secreto que espero que se comparta a todo el mundo y es que….

No son las cosas ni los demás lo que nos hace enfadar, ¡SOMOS NOSOTROS MISMOS!

La realidad es subjetiva, depende de cada uno de nosotros y de los ojos con la que la miramos. Por lo tanto, las galletas, las burlas, la lluvia, incluso el ordenador, tu hermano o el profesor, no tienen la culpa de que estemos enfadados, sino que son las expectativas que teníamos de ellos y que no se han cumplido.

En resumen, no podemos controlar lo que piensan, lo que dicen y lo que hacen los demás, pero SÍ QUE PODEMOS CONTROLAR LO QUE PENSAMOS, DECIMOS Y HACEMOS nosotros.

Es por ello que os traigo esta imagen, para que podáis completar con vuestros pequeños. La pregunta que tenéis que hacer es ¿QUÉ PUEDO HACER YO para que este día tan negro se convierta en soleado?

No se trata de negar los sentimientos, sino de aceptarlos y dejarlos ir, buscando alternativas de pensamiento que nos permitan adaptarnos  a la situación y escoger aquellas soluciones que nos hagan sentir mejor.

hoy está siendo un mal día porque...

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s